Haga de los conflictos familiares una oportunidad Haga de los conflictos familiares una oportunidad

Haga de los conflictos familiares una oportunidad

Antes de 4 October, 2016 Isabel Vallejo


Cuando dentro de un grupo familiar, dos o más de los miembros siguen objetivos incompatibles entre sí, aparece el conflicto.

Esa falta de sincronía en los ideales, metas, formas de ver y concebir el mundo, termina generando una oposición entre los integrantes de la familia que no siempre es fácil de resolver.

Se trata de una diferencia tan marcada que hace inevitable la confrontación y transforma la armonía del hogar. Según las costumbres y creencias de cada familia pueden darse diversos tipos y niveles de conflicto, siendo las diferencias generacionales, los cambios de la vida actual y las vivencias juveniles, algunas de las circunstancias que, cuando no se resuelven a tiempo, más generan esta confrontación.

Por eso, recomiendan los especialistas, que el primer paso a seguir cuando se presentan fuertes diferencias dentro del hogar es no evadirlas. Estas tienen su lado positivo si se saben llevar, se reconocen errores y se aprende de ellas pues, finalmente, se terminan fortaleciendo los lazos afectivos y de comunicación entre los integrantes de la familia.

Según explica la médica especialista en terapia familiar Elizabeth Gómez, cuando no se resuelven las dificultades familiares se generan ambientes de tensión, mayor rebeldía, enojo y hasta violencia.  “Por eso es tan necesario que juntos analicen y busquen posibles salidas a los problemas”, explica.

El conflicto en la vida familiar es un momento crítico no solo para quien lo vive directamente. La ayuda más importante que usted puede ofrecer, como amigo o familiar de quienes están en conflicto, consiste en la comprensión, apoyo y escucha.

En los casos en que a través del diálogo entre los afectados no se llegue a una conciliación, el proceso puede hacerse con la intervención de un especialista que acudirá a técnicas de acompañamiento y terapia familiar.